El Tribunal Supremo acepta una nota manuscrita como testamento ológrafo (Sentencia)

imagescvb

“Ejemplos de sentencias en las que mis informes han sido decisorios”.

OBJETO DE LA PERICIA: Si las firmas estampadas y texto que figuran en los documentos números 8, 9, 10, 11, 12 y 13, se corresponde en cuanto a su autoría con los indubitados atribuidos a Dª xxx.
COTEJO: La firma era totalmente legible, compuesto por dos nombres y tres apellidos, por lo que tenía suficientes grafemas para cotejar con el texto. He trabajado con fichas del Documento Nacional de Identidad y Testamentos ante Notario. (Todos los documentos originales)
CONCLUSIÓN: Los documentos dubitados tanto firmas como textos se corresponden con la autoría de Dª xxx.
El Tribunal Supremo ha dictado sentencia con fecha 25 de noviembre de 2014, en la que reconoce la validez como testamento ológrafo de varias notas manuscritas, una de ellas de fecha 15 de enero de 2001 dice: “…me dirijo a todos mis sobrinos para que le den un piso a xxx de mi propiedad, bien sea en Oviedo o en Gijón. Es mi deseo que esto se cumpla por su buen comportamiento conmigo. Firma.” El otro escrito cuestionado fue del 6 de mayo de 2002 que dice: “… deseo que un piso de la calle ### Nº # se le entregue a XXX por el tiempo que lleva conmigo tan atenta y generosa. Firma” ; otra nota en un sobre que decía: “Para que presente a mis sobrinos, es mi voluntad.”
Lo curioso de toda esta situación es que la autora de estos escritos había otorgado un testamento abierto notarial el 13 de abril de 1993, en que legaba a una sobrina la totalidad del piso mencionado en la nota manuscrita.
El Juzgado de Primera Instancia Nº 6 de Gijón, ante quien se planteó la demanda, había reconocido la validez del testamento ológrafo; se interpuso recurso y la Audiencia Provincial revocó la sentencia anterior desestimando íntegramente la demanda, porque según entiende, que las notas manifestaban deseos dirigidos a sus sobrinos, sin que hubiera una verdadera voluntad para la entrega de los bienes.
El TS analizando varios elementos del juicio, los da por válidos, porque no se han discutido, como por ejemplo que la autora tenía capacidad para testar y que las notas eran auténticas concluidas por el Perito Calígrafo Judicial, por lo que han quedado probadas en autos. Resumiendo, el Tribunal considera que existe una verdadera voluntad testamentaria, sobre la nota del 6 de mayo donde expresa que el piso de la calle xxx Nº xx se le entregue a ###, y revoca parcialmente el testamento notarial anterior de 1993, sólo en cuanto al piso que le deja a ### .
TRIBUNAL SUPREMO – SALA DE LO CIVIL : PRESIDENTE EXCMO. SR. D. FRANCISCO MARÍN CASTÁN. SENTENCIA Nº 682/2014 FECHA DE LA SENTENCIA: 25/11/2014

Copyright © Claudia Roxana Díaz Vittar – Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción sin autorización

Anuncios