Somos lo que sentimos

Por Claudia Roxana Díaz Vittar(*)

Esto fue lo que dijo Baruch Spinoza, era filósofo racionalista holandés del siglo XVII, que la razón, nuestra esfera cognitiva, es lo que hace iguales a las personas, mientras que los sentimientos, la esfera afectiva, es lo que nos hace diferentes los unos de los otros.

En el tren de las emociones, cada estímulo, persona o vivencia que aparecen en nuestras vidas, nos provocan distintos tipos de sentimientos, hasta a veces, contradictorios, algunos de ellos, celos, melancolía, gratitud…De este tren emocional, es de donde sale nuestra personalidad…lo que somos…

Dentro del diccionario de los sentimientos nos encontramos con:

  ALEGRIA

  TRISTEZA

ESPERANZA

ANSIEDAD

AMOR

MIEDO

AUTOSATISFACCION

 IRA

 SORPRESA

En este artículo voy a dar prioridad al AMOR (de pareja),  ya que es una emoción consideradamente universal.

El amor nace del deseo sexual pero no termina en él. En la fase del enamoramiento y pasión se ha comprobado científicamente que nuestro cuerpo sufre alteraciones química y hormonal y en cuanto le añadimos la sobredosis de dopamina llega la calma de la mano del romanticismo, la ternura, el compañerismo y la intimidad.

 En realidad no se conocen a fondo las bases biológicas del     amor, se dice, que cuando se tiene el deseo de estar con la persona amada y luego se vive la ausencia, esto no tiene una causa romántica, sino que se debe a la secreción de un neuromodulador llamado oxitocina, también llamado hormona del apego. Asimismo, los neurólogos han identificado otra hormona asociada a la emoción amorosa que como bien he mencionado anteriormente “la dopamina”, esta se eleva en los tres primeros meses de enamoramiento. Los psicólogos dicen que en el amor siempre concurren tres condiciones: atracción, identidad y proximidad.

El amor puede ser fugaz o durar toda la vida, aunque a veces se convierte en una fuerza negativa, de tal manera que puede llevarnos a la destrucción.

Generalmente, las personas persiguen al amor como una proposición para conseguir la felicidad.

El filósofo griego Aristóteles (384-322 a.C) relacionaba la felicidad haciendo el bien a los demás y no esporádicamente, sino que tenía que ser aplicada como sistema de vida, sin embargo Arthur Schopenhauer (1788-1860) filósofo alemán, decía que la felicidad perfecta es imposible. Lo demás a lo que podemos aspirar, es a mitigar el sufrimiento con alegría de ánimo y pensando en lo que sería de nosotros si no tuviéramos lo que tenemos.

 “El enamoramiento es ciego porque se alimenta de ilusiones y fantasías” Jane Goldberg

 

Vivir un gran Amor  

El amor, además de una emoción, es una necesidad primaria que motiva la conducta de un modo similar a otras necesidades, como la curiosidad o el deseo de protección. Sentirse querido es sentirse valioso.

Canciones, poesías y películas asocian la experiencia amorosa a la felicidad y está claro que teniendo el apoyo de una pareja mejora las expectativas de ser dichoso, como así también la soledad asociada con la tristeza.

Cuando nos enamoramos nos tornamos especialmente sensibles, asimismo,  nos mostramos más vitales y activos, siempre con la sonrisa de oreja a oreja y con la mirada llena de brillo. Los psicólogos dicen que cuando se está enamorado es como si se abriera la puerta a nuestros sentimientos más primitivos de dependencia y pertenencia. Por eso se desea estar el mayor tiempo con la pareja, sentirse, mirarse, etc. Los expertos lo relacionan con la necesidad de simbiosis con la madre que experimentamos en la infancia. Como así también otra característica propia de los amantes es que se halagan el narcisismo del otro y como dicen los psicólogos “cuando estamos enamorados nos acercamos más que nunca a nuestro Yo Ideal”.

Y digo yo ¿por qué nos enamoramos de una persona en concreto y no de otra? ¿y qué tendrá que nuestro cerebro comienza a secretar sustancias? Existen muchas teorías, una de ellas tiene que ver con el inconsciente, es como si mirásemos la imagen de nuestros progenitores  porque ese ideal de hombre o mujer es con quien crecimos.

Otra teoría más dice que nos enamoramos de lo que anhelamos, teniendo nosotros alguna de las características a la que perseguimos sin darnos cuenta que la tenemos y no la reconocemos, pero si lo vemos en la otra persona nos sirve como espejo. Curioso ¿verdad? Al final el enamoramiento es un estado emocional que llena de alegría y satisfacción.

¿Y qué sentimos? Deseos…, deseos a la intimidad de la unión física, de las caricias, de los besos, de los abrazos, deseos de amar. También el deseo de que el otro sienta lo mismo, algo recíproco. Pensamos en el otro a tal punto que descontrola nuestra vida habitual, interfiere en nuestras actividades y nos desconcentramos.

Y esas mariposas que tenemos en el estómago que en realidad son: nerviosismo, aceleración cardíaca… Luego la hipersensibilidad ante los deseos y necesidades de la pareja que arrastra a la atención, como así también la idealización, porque sólo en esta fase vemos las características positivas en la otra persona.

En definitiva el enamoramiento suele comenzar con una atracción física inicial hacia la otra persona, que a continuación se potencia con una atracción personal mutua.

 

¿Y qué pasa cuando el amor se acaba o el enamoramiento? Esto significa que no se logra pasar a la segunda fase o tal vez si. Lo ideal comienza a esfumarse y se ven más que virtudes, defectos y empezamos a evaluar si realmente merecemos o no lo que hemos elegido. O simplemente hay personas enamoradizas que sólo viven la primera fase que es más pasional y cuando la pasión disminuye él o ella se aburre y va en búsqueda de otro u otra. O tal vez, huye para no continuar una relación estable. ¿Quién sabe?…

Luego la ausencia invade el alma, la falta física de esa persona hace que el amor cuando era todo alegría se convierta en tristeza y soledad. Como así también en algunos casos la ira se apodera de la persona que se siente abandonada o traicionada.

…en fin, el amor es algo maravilloso que toda alma puede disfrutar, yo siempre comparo al amor con una rosa, porque a simple vista es bella, huele bien, sus pétalos son suaves y sus colores brillantes, pero…sus espinas lastiman y duelen.

Una vez escuché decir: “el amor es dulce y duele”

 

 

 “Amores que matan”… El homicidio de Aló ocurrió la tarde del 27 de mayo de 1996. Para el momento del hecho, hacía tres años que Tablado y Aló eran pareja. Durante ese tiempo, Tablado golpeó en varias oportunidades a su novia y, en una ocasión, le rompió el tabique nasal. Durante el juicio por el asesinato de Carolina, un amigo de los novios (Luis María Vallejos) admitió que días antes de las 113 puñaladas, Tablado le confesó que tenía “ganas de matar” a su novia.

 

 

 

INTERPRETACION:

Estamos ante una persona fantasiosa, vanidosa y lo disimula, eso se observa en la letra “M” y en el resto de las mayúsculas. El eje de la “T” tiene torsiones por lo tanto esto indica que su “YO” estaba en crisis,  las barras son aceradas,  se ven la agresividad e irritabilidad. Y también se ven ascendentes por lo que se observa nuevamente agresión hacia otro sujeto. ¿conflicto con la imagen paterna?.

Existe desequilibrio en la escritura, se observa dificultad para razonar, es una persona que primero habla y después piensa, en sus emociones no guarda equilibrio ya que socialmente será de esos individuos que llamarán la atención. Hay una cierta descarga nerviosa en los finales de los óvalos “A” su “YO”.

Claramente es una escritura infantil, por lo que denota inmadurez. Vemos que es una persona que suele fingir, hay falta de sinceridad, es reservado y desconfiado, esto se observa en los arcos y por sobre todo en su conciencia, letra “S”.

Es orgulloso y siempre está con la necesidad de justificarse, se ve un complejo de inferioridad super compensado por un orgullo y amor propio desmedidos, con una cierta tendencia a menos preciar el valor y los actos de los demás.

Me llama la atención su firma “YO”, es tipográfica en cuanto al texto, se puede observar cómo protege su ego la “F” cubre a la “A”, se ve que se cierra frente a los demás, no comenta sus cosas y es una persona de guardar muy bien los secretos y la ubicación nos advierte que hay una tendencia a la agresión.

En cuanto al dibujo se refleja un poco más de lo mismo, el deseo de “poder” y de “dominio” el exceso de ambición y el afán de valimiento, tienen como compensación y con la misma fuerza en el inconciente, los complejos de inferioridad contrarios al deseo del sujeto de sentirse “grande”. Esta necesidad de ciertos individuos de sentirse “importantes” y que se les reconozca, es un mecanismo de defensa contra la angustia de sentirse pequeños y desvalidos. “Siendo poderosos nadie les podrá dañas o perjudicar”.

Los pies están orientados en distinta dirección, simbólicamente “no saber que camino tomar” Supone un estado subconsciente de duda, de vacilación, de incertidumbre (ambivalencia) sobre el camino a seguir. Por tanto expresa la existencia de conflictos respecto a la realidad exterior.

Al carecer del documento original, se limitan las interpretaciones.

“Tu amor me embriaga”… escritura realizada bajo los efectos del alcohol. Un claro ejemplo del amor cuando invaden los miedos a la soledad.

Se observan temblores, formas geométricas y angulosidades, oscilaciones en la presión, sobre alzamientos.

INTERPRETACIÓN:

Estamos ante una personalidad dependiente que le cuesta ser autónomo por la vinculación familiar que existe, en este caso es la madre (óvalos) y débil ante el influjo de otras personas, tiene una fachada que muestra lo que no es.  Se observa que su autoestima aumenta en cuanto piensa en las personas que ama (lapsus cálami). Estas palabras reflejas han sufrido una alteración morfológica por una repentina y fugaz emoción de la persona, el autor del escrito, al tener una carga afectiva desencadenó una reacción placentera  plasmándola sobre el papel.  “MIS DOS GRANDES AMORES, VIDA, LOS SUPER AMO”. Observando el tamaño irregular se aprecia la inestabilidad e intensidad de emociones y estado anímico.

Su amor es dulce, reservado, cariñoso, detallista, asimismo, es tímido y desconfiado por su inseguridad pero no puede vivir sin amar y ser amado.

¡¡Que romántico!!!…

“Para este amor no hay pétalos, sólo espinas” …Niña de  siete años de edad que es atendida por maltrato físico, y violencia familiar en la pareja. Dibuja y dice:

“Es papá, esta jugando a que le pega a mi mama, siempre le pega”

– ¿Por qué les pones coronas?

“porque ya vienen los reyes magos y ellos me dan juguetes”

 

INTERPRETACIÓN:

Observamos en este dibujo que la niña está excluida, esto quiere decir que tiene un autoestima muy baja, siente que no pertenece a su propia familia. El motivo puede ser por miedo a las amenazas o al castigo, con sentimiento de no ser la preferida (Emocionalmente los niños hacia los 7 años comienzan a acercarse al padre, del cual desean aprobación de lo que ellos hacen pero que, al mismo tiempo, lo identifican con la “autoridad”), asimismo, esta situación puede llevar a adoptar mecanismos de defensa que pueden llegar a comportamientos regresivos, como chuparse el dedo, orinarse en la cama o desarrollar problemas psicosomáticos.

La niña se siente oprimida por reglas y/o exigencias que le es difícil cumplir y observar, esto hace que impida crecer libremente, tanto por la madre como por el padre (coronas) La madre esconde una mano (sentimiento de culpabilidad)  y la otra está pintada de color rojo (agresividad) con dedos angulosos; el padre una mano con el puño cerrado, dando el golpe y la otra con dedos angulosos, lo que significa  agresividad e irritabilidad en ambos casos.

La niña se siente identificada con su madre, es la primera que dibuja, en la zona izquierda del folio, por lo tanto, vemos que la actitud de su madre ante la situación es intentar controlar o resistir pasivamente las presiones del exterior (falta de flexibilidad, dificultad de adaptación fuera de los ambientes donde se pueda sentir segura) (brazos pegados a los costados del cuerpo) “en este caso la figura materna es la propia niña”, y asimismo, tiene dificultad para entablar amistades. La figura materna, se inclina hacia la izquierda debido al golpe, este desequilibrio en la postura, puede ser un indicador, no sólo de inestabilidad psicológica, sino también de un comienzo de derrumbe de la personalidad. Normalmente es un indicador de conflictos.

Estamos ante una situación difícil con la figura paterna, la niña manifiesta miedo hacia el padre (no tiene pies), y de tensión en el interior de la familia, como bien expresa la niña verbalmente.

 

(*) Claudia Roxana Díaz Vittar http://www.claudiadiazvittar.com

Copyright © Claudia Roxana Díaz Vittar – Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción sin autorización expresa

3 pensamientos en “Somos lo que sentimos

  1. Que gran trabajo Claudia…muy interesante y aleccionador para todos aquelos que desconocemos por completo el complicado mundo de la grafologia… Un beso y suerte con el siguiente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s