Violencia de Género (Cómo detectarlo)

(*) Por Claudia Roxana Díaz Vittar

ni-una-menos-webAquellas mujeres que han sobrevivido a su infancia de edades comprendidas entre 16 y 44 años, han sido víctimas de violencia machista, ocasionando la muerte de 800 mujeres desde el año 2003 al 2017 (incluida Europa), según datos oficiales de la OMS. Dentro de esta violencia la agresión puede ser realizada por el marido, novio, pareja o padres. En España fueron asesinadas 543 mujeres desde el año 2006 al 2013; existen 84.000 mujeres con medidas de protección que han solicitado ellas mismas y otras que se las han puesto por la peligrosidad que corren.
En los Tribunales de Justicia hay unos 207.000 procedimientos por violencia de género; aquí no entran los maltratos psicológicos, es decir, no se denuncian, ya que la víctima no lo capta como tal, porque esta misma está confundida.
Generalmente, cuando existe violencia física, una de las primeras personas que la suelen descubrir son los médicos de atención primaria, ya que presentan: hematomas y contusiones, daño ocular, trastornos gastrointestinal, fracturas, insomnio, dolor de cabeza, entre otros.
Cómo podemos detectar el maltrato psicológico, la principal característica es la baja imagen de sí mismo (esto ocurre cuando hay maltrato sostenido) también se detectan: ansiedad, trastornos alimenticios, fobias, miedos, inactividad física, etc. En la violencia psíquica nunca hay maltrato físico; y en la violencia física sí hay violencia psicológica, porque en ésta última la violencia puede ser cíclica, perversa y sexual (la más intimidatoria).
Teniendo en cuenta en que los padres hacen los modelos y los hijos aprenden de ello, las relaciones simbióticas vs. capacidad de diferir, podemos decir que el maltratador se ubica arriba (pelea por cuidar) y maltratado abajo (pelea por ser cuidado), pero también tenemos la simbiosis competitiva, que los dos pelean por estar en el mismo sitio.
Lamentablemente, en las sociedades patriarcales la mujer nunca ha sido considerada, a tal punto que en nuestro país tienen un sueldo inferior al del hombre ocupando el mismo puesto; es por ello, que cuando una mujer es independiente el maltratador intenta eliminar su trabajo, luego a sus amigos, familia, etc.

Algunas de las características de las relaciones violentas son la intimidación, y generalmente la encontramos en casos de violaciones, también la denigración, el aislamiento para beneficio del maltratador, de esta manera se siente poderoso y puede manipular con más facilidad a la víctima, inducen confusión aplicando estrategias con cambios de tonos y humor para confundir los pensamientos del otro y por último, la estrategia natural que es el control de la percepción del otro, con actitud intimidante, es decir, me dices lo que quiero escuchar, me tienes que ver como un ser fantástico y obligar a que actúe y se crea que la víctima es un asco. El maltratador impone, trata de controlarlo todo hasta obtener el poder de la relación y lograr el aislamiento, éste mismo tiene una necesidad psicológica de hacer daño por lo que existe una frontera entre maltrato y mal trato.
El ciclo de violencia se puede repetir en meses o días, hay momentos de calma por lo que confunde a la víctima cuando demuestra arrepentimiento una vez usada la intimidación que algunos suelen usarla, a tal punto que prometen cambiar, ir a terapia, hacer relajación, pero todo esto es una estrategia (no hay conciencia).

En el triángulo dramático de Karpman tenemos tres tipos de roles: Perseguidor (critica, insulta, castiga, amenaza, muestra superioridad entre otros)este lo utiliza mucho el maltratador, Salvador (este lo utiliza cuando la situación lo requiere, es decir, cuando baja la agresividad o desaparece por momento) y Víctima ( este lo usa para culpabilizar a la víctima real), son tres cosas arraigadas al psiquismo humano por la que podemos estar en cualquiera de los roles.
Cuando el niño nace existe un apego en el cual su rol es (víctima) y los padres pueden tener ambos roles como: salvador y/o perseguidor. Psicológicamente la mayoría de las personas forzamos la realidad y nos acomodamos al papel que más nos conviene según la circunstancia o preferencia.
A la mujer maltratada se la confunde con estos tres roles que utiliza el maltratador para manipular; por ejemplo: el rol de victima algunas personas la utilizan para llamar la atención, esto es forzar la realidad, pero en el caso de maltrato estamos ante una víctima real porque está instalada.

Características del maltratador: No hay un perfil típico, pero potencian los rasgos narcisistas.
* Falta de empatía
* Intolerancia a la crítica
* Indiferencia ante el dolor causado
* Comportamiento arrogante y soberbio
* Humilla, menosprecia, culpa y veja
* Autoimagen de grandeza

Es importante que la victima antes de hacer la denuncia esté asesorada por un profesional Abogado para obtener todas las pruebas posibles y también contactar con un Psicólogo para que ayude a recuperar su autoestima y liberarse de los miedos, culpas y todo aquello que conlleva el maltrato físico y psicológico.

Interpretación de la escritura y dibujo. Caso Tablado

 

(*) http://www.claudiadiazvittar.com

Copyright © Claudia Roxana Díaz Vittar – Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción sin autorización